Evangelio del día: «¿Quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!». Mc4,35-40

El Señor ha llamado a María Teresa San Martín

Ha fallecido en su retiro de Salamanca Maria Teresa San Martín Carranza. Natural de Vitoria, nace un 8 de julio de 1938 en la capital alavesa. Con una profunda vocación temprana hacia la enseñanza y tras su devoción por la lectura, estudia Pedagogía en la Universidad Pontificia de Salamanca. A su vuelta a Vitoria se licencia también en Teología en la Facultad de Teología del Norte de España. Aquí conoce el Instituto de Misioneras Seculares donde se incorpora en 1961 y tras la etapa de formación, hace su incorporación definitiva en 1971, perteneciendo a ella hasta su regreso a la Casa del Padre.

Con estas dos aptitudes –Pedagogía y Teología– se incorpora al mundo de la educación juvenil, primero como profesora y luego como jefa de estudios de las Escuelas Diocesanas ubicadas en la calle Nieves Cano –hoy Egibide–, cargo que ocupó durante tres lustros como directora. A la par, el entonces Obispo de Vitoria, Mons. José María Larrauri, la nombra delegada episcopal de Enseñanza, cargo que ocupó desde 1986 hasta 2016, cuando por edad de jubilación pasa su testigo a José Domingo Gómez, quien le sustituye al frente de este departamento diocesano, responsable, entre otros, de coordinar y supervisar la enseñanza en valores en los centros de la Iglesia así como la asignatura de Religión en la escuela pública.

De esta manera, Maite San Martín se convirtió en la primera mujer al frente de esta responsabilidad diocesana desde donde supo convertirse en referente en los colegios diocesanos y del conjunto de centros de la Iglesia así como de los profesores de religión durante más de tres décadas. Quienes la conocieron y trataron destacan de ella “su capacidad de diálogo, su modestia y su constante amor incondicional por los jóvenes y profesores portando siempre el mensaje de Jesús en todas sus tareas”.

Como delegada diocesana de Enseñanza, formó parte del Equipo Interdiocesano con las otras dos diócesis vascas, con quienes elaboraba planes de estudio y asesoraba en esta materia a las autoridades educativas autonómicas. Fue, además, miembro del Consejo de Cáritas Diocesana de Vitoria y voluntaria en el programa de Integración de Inmigrantes en la Diócesis. Desde sus primeros pasos, colaboró con la creación de  ‘Proyecto Hombre’ –hoy Jeiki– dedicándose a la acogida de personas con distintas adicciones y acompasándoles en sus caminos de superación.

Perteneció a la Asociación de Teólogas Españolas, donde participó en encuentros y asambleas celebradas en varias ciudades del país. Igualmente formó parte del movimiento ‘Mujer y Teología’ de Vitoria donde compartía su visión de la fe con el objetivo de profundizar en la teología feminista. Durante muchos años colaboró en distintas publicaciones tanto en el ámbito diocesano como en el Instituto de Misioneras Seculares, asociación a la que pertenecía y de la cual fue su responsable general en dos períodos: 2004-2008 y 2012-2016. En el año 2004 realizó una investigación  histórica sobre la espiritualidad de los seminaristas de Vitoria en los años de la Guerra Civil como parte de un proyecto más amplio sobre la historia del Seminario, que en 2030 cumplirá un siglo de vida.

Su funeral se celebró en Salamanca en sede del Instituto de Misioneras Seculares y en Vitoria el Obispado organizará una misa de acción de gracias por su vida al servicio de la Iglesia y de la educación de los más jóvenes. Será el sábado 13 de enero a las 18:00h en la céntrica parroquia de San Pedro Apóstol.

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia