Evangelio del día: «Vendrán muchos de oriente y occidente al reino de los cielos». Mt8,5-11

El retablo mayor de San Miguel Arcángel de Vitoria vuelve a brillar

En la mañana del viernes 15 de julio, Susana Aréchaga presentó ante los medios de comunicación el renovado retablo mayor de la parroquia de San Miguel Arcángel de Vitoria. Lo hizo a la vez que presentaba una nueva edición de la campaña estival de difusión del arte sacro de Vitoria-Gasteiz 'Grandes Templos / Tenplu Nagusiak'.

Durante varios meses, esta obra del siglo XVIII ha sido objeto de un minucioso lavado de cara para devolverle su brillo original. Este retablo es un BCC –Bien Cultural Calificado– con la categoría máxima, declarado monumento. Esta obra es de Gregorio Fernández, de la escuela vallisoletana, siendo el retablo más antiguo del primer barroco en el País Vasco y de los más destacables del norte de España. Resaltan las escenas marianas de la Anunciación, la Presentación, la Epifanía y la Visitación, con una imagen de la Inmaculada Concepción en el centro escoltada por San Pedro y San Pablo. Preside en lo alto del retablo el titular del templo, San Miguel Arcángel con San Sebastián y San Felipe a ambos lados. El ático está representado por el Calvario con Cristo en la Cruz.

La Diócesis sigue restaurando y dando valor al patrimonio artístico del territorio.

En el descubrimiento de esta obra –oculta hasta esta semana tras una enorme lona– ha tomado la palabra el Vicario General, D. Carlos García Llata, quien ha resaltado que la Diócesis sigue restaurando y dando valor al patrimonio artístico del territorio. La prioridad para este tipo de obras desde el Obispado responde a dos criterios, primero el histórico-artístico y segundo el devocional, es decir que tenga culto y afluencia de fieles, como lo es esta iglesia ubicada en el corazón de Vitoria.

Carlos García Llata.

Esta actuación ha sido gracias a las donaciones de fieles de la parroquia de San Miguel. La vida de esta parroquia se rejuvenece gracias a quienes aquí acuden todas las semanas colaborando de manera altruista por amor a este templo, a la patrona y a la ciudad, por lo que el agradecimiento del párroco, D. Juan Carlos Aguillo, se hace extensible a todos los fieles.

Tras la vuelta de verano, este importante retablo será objeto de una serie de charlas para explicar detalladamente las escenas e imágenes que ahí se ubican así como la historia y los elementos estéticos que lo hacen ser una importante obra de arte sacro.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia