Buenas prácticas – Ecología Integral

Alegría-Dulantzi: Estudio de la Carta Encíclica del Papa Francisco “Laudato si'”, sobre el cuidado de la Casa Común

Estudio de la Carta Encíclica del Papa Francisco «Laudato si'», sobre el cuidado de la Casa Común

En la zona pastoral de Alegría-Dulantzi hay un Grupo de Solidaridad que, en coordinación con los otros Grupos de Solidaridad de la Llanada, lleva a cabo acciones en favor de los más necesitados, tanto de las personas y colectivos de nuestro entorno más cercano, como de las poblaciones de lugares muy alejados.

Entre sus múltiples preocupaciones está la de la formación de los propios integrantes del grupo. Por eso, en cada una de las reuniones ordinarias, dedicamos un tiempo al estudio y reflexión de documentos que puedan servir a dicha formación.

Uno de los documentos que con más interés hemos leído, estudiado, reflexionado y debatido es la Carta Encíclica Laudato si’, del Papa Francisco. Nos hicimos con el documento para cada uno de los integrantes y nos dimos un tiempo para una primera lectura personal. Luego, en sucesivas reuniones fuimos desmenuzando el contenido de la Encíclica por los capítulos en que está dividida. En cada reunión, un capítulo. Siguiendo el orden de los párrafos o numerales, cada uno de nosotros señalaba lo que le parecía más importante, o lo que le había llamado la atención, o lo que había supuesto una novedad, o también lo que para él estaba confuso. Algunos párrafos no suscitaban mayor comentario ni debate; otros, por el contrario, ofrecían oportunidad de intercambiar opiniones diferentes, planteaban cuestionamientos a nuestra forma de ver la realidad o a nuestros comportamientos individuales o como comunidad cristiana.

Aunque el estudio reposado y común de la Encíclica nos llevó una parte importante de doce reuniones, podemos decir que no lo sentimos en ningún momento como una pérdida de tiempo. Al contrario, fue muy enriquecedor, sobre todo en la parte donde el Papa nos llama a una «Conversión Ecológica» (nn 216-221).

Al terminar el estudio de la «Laudato si'» los integrantes del Grupo de Solidaridad de Alegría-Dulantzi nos preguntábamos con Francisco: «¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo?».

Parroquia San Joaquín y Santa Ana — Vitoria-Gasteiz

Parroquia San Joaquín y Santa Ana — Vitoria-Gasteiz

En la parroquia de San Joaquín y Santa Ana de Salburua (Vitoria-Gasteiz) lleva funcionando, casi desde sus inicios, un pequeño grupo de solidaridad que intenta canalizar las inquietudes y necesidades de carácter social que vive o llegan a nuestra comunidad. A la par que trabajamos con Cáritas y con la Asociación de Vecin@s (juntos pusimos en marcha el proyecto intercultural SalburuKolore), también reflexionamos con diferentes documentos que nos llegan al grupo.  Uno de estos fue “Laudato sí”, documento de calado que nos abrió un nuevo abanico de trabajo y que encajaba bien en las labores que estábamos haciendo como grupo y como comunidad. Así pues,  decidimos dar una serie de respuestas de las que fuéramos ejemplo para nuestra comunidad y para el barrio. Analizando qué gestos sencillos podíamos llevara a cabo, vimos la opción de promover el consumo energético responsable con nuestro plantea y que en clave de producción cien por cien renovable nos brindaba la cooperativa vasca Goiener. Nos pusimos en contacto con ellos de cara a organizar una charla abierta a todo el barrio. La respuesta fue estupenda por ambas partes, ya que en un barrio joven como es Salburua este tipo de modelos alternativos de consumo tiene una gran aceptación, sin olvidar el momento agónico que vivíamos en Gasteiz con el cierre y no cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña.

Tras dicha charla el propio Consejo parroquial decidió dar un paso más y pasar el contrato de nuestra comercializadora de energía a Goiener dando respuesta en primera persona a las interpelaciones que nos hicimos al leer la Encíclica Laudato si’

Goiener nos puso todas las facilidades para que el proceso fuera rápido y sencillo. Primeramente, nos hicimos socios de dicha cooperativa -esto a día de hoy supone un desembolso único de 100€-  y una vez hecho esto ya podíamos registrar el contrato o los contratos que quisiéramos. En nuestro caso fue uno y podemos decir que las facturas no solo NO han aumentado de importe, dado que el precio del Kw/h es similar a las comercializadoras convenciones, sino que incluso podemos afirmar que se han visto reducidas en cierta medida, al ajustar la potencia contratada a la potencia que realmente necesitábamos y que era ligeramente inferior. Este estudio, aunque suene contradictorio, lo realizo la propia cooperativa Goiener bajo el lema que seguro tod@s compartimos: “no hay energía más verde, que la que no se consume”



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies