Evangelio del día: «Tú eres Pedro, y te daré las llaves del reino de los cielos». Mt16,13-19

El 12 de junio rezamos por las personas consagradas

El domingo 12 de junio la Diócesis de Vitoria mira y reza por los hombres y mujeres que dedican su vida a Dios mediante el trabajo, la oración y el servicio.

La vida contemplativa: lámparas en el camino sinodal’ es el lema de este año de la Jornada Pro Orantibus que la Iglesia celebra en la solemnidad de la Santísima Trinidad, el 12 de junio.

La Comisión Episcopal para la Vida Consagrada comparte esta oración para que la recemos pensando en los consagrados y consagradas de nuestra Diócesis:

Estamos ante ti, Espíritu Santo,
reunidos en tu nombre.
Tú que eres nuestro verdadero consejero:
ven a nosotros, apóyanos,
entra en nuestros corazones. Enséñanos el camino,
muéstranos cómo alcanzar la meta. Impide que perdamos el rumbo como personas débiles y pecadoras. No permitas que la ignorancia
nos lleve por falsos caminos.
Concédenos el don del discernimiento,
para que no dejemos que nuestras acciones se guíen por prejuicios y falsas consideraciones. Condúcenos a la unidad en ti,
para que no nos desviemos del camino
de la verdad y la justicia,
sino que en nuestro peregrinaje terrenal
nos esforcemos por alcanzar la vida eterna.
Esto te lo pedimos a ti,
que obras en todo tiempo y lugar,
en comunión con el Padre y el Hijo
por los siglos de los siglos. Amén.

Gracias queridos hermanos y hermanas consagradas por mostrar a la Iglesia y a toda la sociedad los pilares básicos de la vida contemplativa: la escucha, la conversión y la comunión para contemplar al Señor.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia