Evangelio del día: «Trabajad no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna». Jn6,22-29

El Obispo lee el mensaje del Papa en la cumbre agrícola mundial

El martes 19 de marzo de 2024 dio comienzo en Vitoria-Gasteiz la octava edición de la Conferencia Global sobre Agricultura Familiar, un evento a nivel internacional que reunió a más de 200 participantes llegados de 55 países. Esta cumbre buscaba debatir sobre los desafíos que enfrenta la agricultura familiar en el mundo y plasmar las propuestas para asegurar la sostenibilidad económica, social y ambiental del planeta.

La Santa Sede también participó en esta importante cita y para ello confió la lectura del mensaje del Papa Francisco en esta cumbre mundial al Obispo de Vitoria, Mons. Juan Carlos Elizalde.

D. Juan Carlos Elizalde trasladó la reflexión pontificia a los altos representantes de organizaciones internacionales, lideres gubernamentales, investigadores, académicos y agricultores de todo el mundo. Lo compartimos a continuación:

Mensaje del Santo Padre Francisco
al Presidente del foro Rural Mundial con ocasión de su VIII Conferencia Global

19-21 de marzo de 2024

Saludo atentamente a los participantes en la VIII Conferencia Global del Foro Rural Mundial, que lleva por título «Agricultura Familiar: sostenibilidad de nuestro planeta». Las familias que se dedican a la agricultura son encomiables por la forma solidaria de su trabajo, así como por el estilo respetuoso y delicado con el que cultivan la tierra. En este sentido, son clave para hacer que los sistemas agroalimentarios sean más inclusivos, resilientes y eficientes. Por desgracia, no obstante su protagonismo en el progreso de sus pueblos y su considerable aporte en la producción global de alimentos, siguen siendo golpeadas por la pobreza y la escasez de oportunidades.

Consciente de los complejos retos que han de encarar cotidianamente, quisiera dirigir a las familias de los pequeños agricultores una palabra de aliento y hacerles llegar la cercanía de la Iglesia, reiterando la llamada a prestar atención a sus necesidades humanas, espirituales y sociales, además de las propiamente técnicas (cf. Mensaje con ocasión de la Jornada Mundial de la Alimentación 2014).

La empresa familiar, más allá de ser un ente productivo, es el lugar al que pertenecen las personas, aquel espacio en el que se sienten comprendidas y valoradas en sí mismas por su dignidad, y no únicamente por lo que producen o por los resultados que consiguen. De ahí la importancia de fortalecer los vínculos que unen a sus miembros, de respetar sus tradiciones religiosas, depósitos culturales y prácticas agrícolas.

Me gustaría igualmente resaltar el papel insustituible del genio femenino en este contexto. Las mujeres rurales representan una brújula segura para sus familias, un punto de apoyo firme para el progreso de la economía, especialmente en los países en desarrollo, donde no sólo son beneficiarias sino verdaderas impulsoras del progreso de las sociedades en las que viven.

No puedo olvidar tampoco el puesto de los jóvenes en la agricultura. La verdadera revolución para un futuro alimentario comienza con formar y potenciar a las nuevas generaciones. El regalo que los jóvenes nos proporcionan «consiste en aportar soluciones innovadoras para abordar viejos problemas y en la valentía para no dejarse limitar por un pensamiento miope que se resiste a cambiar» (Mensaje al Director General de la FAO con ocasión de la inauguración del Foro Mundial de la Alimentación, 1 octubre 2021).

Señor Presidente, Dios bendiga las deliberaciones de este encuentro, para que, reconociéndose el papel de la familia rural, avancemos en la erradicación del hambre, la reducción de las desigualdades, así como en el cuidado y la salvaguarda de nuestro planeta.

Vaticano, 12 de febrero de 2024

Francisco

El Foro Rural Mundial es una red no gubernamental que promueve la Agricultura Familiar y el Desarrollo Rural Sostenible. Está compuesta por las principales federaciones y organizaciones internacionales de la Agricultura Familiar así como cooperativas y centros de investigación agraria que representan a más de 35 millones de agricultores familiares en los cinco continentes.

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia