Evangelio del día: «¿Vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?». Mt20,1-16

M.ª Cristina Pena, nueva directora de Egibide

  • José Ignacio Eguizábal iniciará una nueva etapa como director adjunto internacional del Servicio Jesuita a Refugiados

El patronato de la Fundación Diocesanas-Jesús Obrero nombra a M.ª Cristina Pena Mardaras como nueva directora general del centro educativo. A partir del 1 de septiembre, reemplazará a José Ignacio Eguizábal, quien iniciará una nueva etapa como director adjunto internacional del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS).

Doctora en Derechos Humanos por la Universidad de Deusto y licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Barcelona, M.ª Cristina Pena Mardaras cuenta con una amplia formación en los campos de la gestión, la pedagogía, la teología y la protección de los derechos de menores en contextos educativos. Bilbaína de nacimiento, reside desde hace casi una década en Vitoria-Gasteiz y ha estado ligada en toda su etapa laboral al mundo de la educación. Docente a lo largo de toda su carrera en diversas etapas (secundaria, estudios superiores, formación para personas adultas…), ha asumido por largos períodos cargos de dirección y gestión de diversos centros educativos.

Directora académica del Máster en Pedagogía Ignaciana, forma parte del equipo de investigación del Centro de Ética Aplicada de Deusto.

M.ª Cristina Pena considera que un proyecto educativo debe hoy en día “contribuir al crecimiento de las personas y, a través de ellas, a la construcción de una sociedad mejor, más humana, inclusiva, pacífica y fraterna”. Esta ha sido su motivación principal durante 30 años de vida profesional en este campo, tras dirigir diferentes centros educativos en Valencia, Canarias y Bogotá (Colombia).

Actualmente, afronta su labor educativa en la Universidad de Deusto en el Grado de Educación Primaria y en el Módulo de Formación Humana en Valores, es directora académica del Máster en Pedagogía Ignaciana y forma parte del equipo de investigación del Centro de Ética Aplicada de la Universidad de Deusto.

“Mi propósito ha sido siempre aunar los esfuerzos de todas las personas de la comunidad educativa para conseguir una formación de calidad orientada al mundo de hoy”, señala. “Una formación atenta a responder a los retos actuales ofreciendo una visión humanista, comprometida con la transformación de la sociedad, en la que las personas cada vez seamos más sensibles a la realidad, conscientes de nuestra responsabilidad, capaces de aportar un plus de valor y comprometidas desde nuestra área de influencia”.

 

© 2023 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia