Evangelio del día: «Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del Hombre va a ser entregado». Mc10,32-45

La Cuaresma solidaria de Santa Cruz de Campezo

La parroquia de Santa Cruz de Campezo vive este tiempo de Cuaresma desde la oración, el silencio, el ayuno y la limosna.

Subrayando estas dos últimas, la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora con su párroco Carlos Mendo a la cabeza, las lleva impulsando desde hace 9 años agregándole un fin solidario. Durante los 40 días que dura la Cuaresma, muchos fieles que acuden a la misa diaria así como a las dominicales están invitados a llevar a cabo un ‘pequeño sacrificio’ por una buena causa.

En la iglesia se coloca durante las celebraciones una hucha para que quien quiera deposite cada día un euro. Los fieles que quieran, se quitan un café como ayuno y depositan un euro cada día como limosna y al final de la Cuaresma todo lo recaudado se entregará a Cáritas para ayudar a los ucranianos que están sufriendo más de un año de guerra. El párroco de Santa Cruz de Campezo invita a sumarse a todo aquel que quiera. “Lo venimos haciendo desde hace 9 años por el tiempo de Cuaresma donde cada edición se impulsa un proyecto de ayuda a una necesidad por medio de Cáritas”.

A modo de ejemplo, el pasado año se hizo para ayudar a los damnificados por el tifón que asoló Filipinas y el anterior a los venezolanos ante la crisis de alimentos que padecieron. “Es totalmente voluntario" recuerda Carlos Mendo, aunque “la inmensa mayoría de personas que acuden a misa participan”. Este año “lo destinaremos para Cáritas Ucrania que está trabajando sobre el terreno con desplazados y familias muy necesitadas”.

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia